Inicio

El vestido es esa pieza que nos diferencia de los hombres. Es un privilegio único para las mujeres disfrutar de esta prenda de vestir.
Empecemos con el clásico Little black dress que toda mujer debe tener en el closet o ese vestido negro tan Zara o tan Chanel chic. Es tan versátil que, colocándole accesorios, logra cambiar totalmente el look. El vestido corto es una tendencia que no pasa de moda. Esta pieza se lleva siempre con tacones vertiginosos, esculturales y, para las que no son de mostrar las piernas, lo ideal es llevar medias pantys que resalten.
El Wrap Dress o Vestido envolvente, es un solución muy practica para las mujeres ejecutivas y también para las que no son. Se lleva de día y para la noche, solo agregar collares llamativos o grandes zarcillos, y listas!.  Aquí puedes ver una completa galería.
El vestido tipo Kaftan (túnica) largo o corto. Se lleva con collares largos o argollas grandes y sandalias metalizadas. Se puede llevar a fiesta de playa o salir a cenar, incluso también para almuerzos.

vestidos ocasiones especiales
En cuanto al vestido largo, no tenemos que esperar un evento de gala para entrar completamente en pánico sobre que usar. Un modelo de corte sencillo tipo strapples, corte halter o de un solo hombro, que marque la silueta y fluya la caída del vestido es suficiente vestido para invitadas a una boda o cualquier evento que se nos presente, a no ser que pidan etiqueta determinada o ir de largo . Se puede agregar una chaquetica corta en telas que tengan cuerpo o, si deseamos un poco mas de drama, lentejuelas.
Siempre detalla como se ve el color de la prenda sobre tu piel. No solo en la del rostro sino en la de los brazos y piernas.
Busca el contraste. Si eres de piel oscura, busca colores vivos que destacan sobre ti. Por el contrario, si eres de piel clara debes evitar ser una extensión del vestido. Tienes que verte radiante, si no es así, el color no es el adecuado.